recentposts

A la cárcel todos los implicados en caso de adulteración de escrituras:

Bogotá, 26 de febrero de 2018.- Un juez de control de garantías dictó medida de aseguramiento con prisión en centro carcelario contra ocho de las nueve personas que fueron capturadas al inicio de esta semana por parte de la Fiscalía General de la Nación acusadas de conformar una red delincuencial que se dedicaba a falsificar y adulterar documentos de registro, fichas catastrales y escrituras de inmuebles de diferentes predios urbanos y rurales del Caquetá.


Getty Images
COMPÁRTA ESTE POST

El togado también ordenó que la novena persona gozara de la medida de prisión domiciliaria ya que la acusada es madre cabeza de familia y tiene bajo su custodia varios menores de edad.

De esta manera hasta el centro carcelario El Cunduy serán enviados: Julián Ignacio Aguilar Medina, Octavio de Jesús Ordoñez, Víctor Alfonso Torres, Fabián Ortiz, Wilberth Francisco García, Felipe Andrés Dussán, Nicolás Ramírez, y Tito Hernando Jaramillo.

Mientras tanto, Irma Cuellar, quien fungía como registradora titular de la oficina de Instrumentos Públicos de San Vicente del Caguán, podrá disfrutar de la casa por cárcel debido a su condición de madre cabeza de hogar.

Durante más de tres días de audiencias concentradas, un juez determinó la legalidad de las capturas de los funcionarios públicos inmersos en este proceso judicial, y así mismo la Fiscalía imputó cargos como concierto para delinquir, cohecho propio, cohecho impropio, entre otros a cada uno de los implicados que según el ente acusador utilizaban su calidad de funcionarios públicos para falsificar y adulterar documentos de registro, fichas catastrales y escrituras de inmuebles de diferentes predios con el objetivo al parecer de estafar a posibles compradores.



Con información de TU CAQUETA



MCN.COM.CO no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Este medio se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.