recentposts

VIDEO: Agente del Esmad fue amarrado a un caballo y arrastrado por manifestantes en Casanare

Bogotá, 03 de marzo de 2018.- Las protestas surgieron debido a desacuerdos de miembros de la comunidad de San Luis de Palenque con la multinacional petrolera Frontera Energy.

Getty Images
COMPÁRTA ESTE POST


Un grupo de habitantes del municipio de San Luis de Palenque, en Casanare, mantiene una protesta por desacuerdos con la petrolera Frontera Energy, antes Pacific, por temas de inversión social y laboral. La multinacional suspendió operaciones en el Bloque Cubiro desde inicios de febrero, pero los actos violentos contra la compañía y la Fuerza Pública continuaron.

En el último episodio, un agente del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, resultó gravemente herido al ser enlazado a un caballo para luego ser arrastrado por el suelo.

Todo ocurrió en medio de confrontaciones entre la Fuerza Pública y manifestantes, quienes apedrearon los carrotanques que pretendían extraer el petróleo de la zona. En ese momento, agentes del Esmad ingresaron a una finca de propiedad privada para llevarse al caballo desde el que se estaban realizando los actos. Los protestantes respondieron con dicho acto.

El uniformado fue trasladado de inmediato a Yopal, la capital de Casanare, para recibir atención médica.

Las tensiones entre Frontera Energy y la comunidad que vive en el área de influencia comenzaron en agosto del 2017. Sin embargo, aún no han podido llegar a ningún acuerdo. La petrolera le aseguró al portal Dinero que “las demandas son excesivas y los manifestantes no representan a los líderes ni a la comunidad del municipio".

La multinacional es una empresa canadiense dedicada a la producción de gas natural y petróleo. Sus operaciones se realizan principalmente en Colombia y Perú.



Con información de EFE y AP



MCN.COM.CO no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Este medio se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.