recentposts

Irrisoria reparación de Farc a víctimas

Bogotá, - Migajas. Eso es lo que la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, antigua guerrilla de las Farc, le ha entregado al Gobierno Nacional en bienes y dinero, para reparar a las víctimas que dejaron sus acciones bélicas durante más de medio siglo. Según datos oficiales, conocidos por EL COLOMBIANO, de cada $100 que se obligó a aportar, tan solo ha sacado de sus bolsillos menos de $4.


Getty Images
COMPÁRTA ESTE POST


La promesa, que hoy incumplen, data del 15 de agosto de 2017. Ese día la entonces agrupación guerrillera manifestó que, para honrar el Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz duradera, suministraba el inventario de bienes y activos que componían su economía de guerra. En dinero eso equivalía a $963.241 millones, que al añadirle 267.520 gramos de oro y US$450.000 se convierten en la actualidad en más de $995.917 millones.

El Secretariado del Estado Mayor Central de las Farc-EP estampó su firma en ese inventario, que tiene dos observaciones. La primera, es que a la plata que iban a entregar, se le debe sumar “la totalidad de los bienes y activos incluidos y relacionados en los listados en poder de la Fiscalía General de la Nación, que esta institución atribuye a las Farc-EP”. Y, la segunda, que también le debían computar como “entregados” todos sus bienes y activos que estuvieren en proceso de extinción de dominio.

El Gobierno Nacional le encomendó a la Sociedad de Activos Especiales (SAE) la tarea de recibir, administrar y vender esos bienes de la hoy llamada Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc). A instancias de EL COLOMBIANO, la SAE reportó que, con corte de cuentas al 21 de septiembre de 2018, el valor de los bienes efectivamente recibidos de la exguerrilla que se volvió partido político, es de $35.417 millones.

Es decir, la SAE apenas ha recibido el 3,55% de lo que la Farc se comprometió, voluntariamente, a entregar para reparar a sus víctimas.

¿Qué significa una suma como esa?

Según la Unidad para las Víctimas, Colombia tiene 6.983.372 víctimas del conflicto interno que son sujeto de asistencia y reparación. Si entre todas ellas se repartieran los $35.417 millones entregados efectivamente por la Farc, cada víctima recibiría menos de $6.000.

Ese mismo dinero aportado hasta hoy por la Farc, equivale al 15 % de los $239.490 millones que, según el Minhacienda, le costará al Estado sostener hasta el 2026 al partido de la Farc, incluyendo sus campañas electorales, su centro de pensamiento y las curules que recibieron en el Congreso de la República.

La magnitud de lo entregado por la Farc se aprecia mejor al considerar cada uno de los activos de su antigua economía de guerra.

El oro, en lingotes y polvo

La Farc dijeron que entregarían 267.520 gramos de oro, que a precios actuales pueden valer más de $31.326 millones.

Según la SAE, cuando falta una caleta por destapar, la cantidad recibida es de 255.041 gramos. Al precio de venta del Banco de la República, esto reportaría un ingreso de $29.864 millones, equivalentes al 84 % del total recibido en bienes y valores de la Farc.

La diferencia, pues, entre lo prometido y lo recibido es de $1.462 millones.

El cronograma de las entregas establece que todo el oro debía estar en manos de la SAE a mediados de febrero de 2018. Una parte de lo recibido está atesorada en el Banco de la República y otra bajo custodia de un operador en valores. El metal precioso llegó en lingotes, polvo y gránulos.

La SAE incluye dentro de sus reportes 197 gramos de platino. A los precios consignados en la página del Banrepública su valor estimado es de $15,7 millones.

Se esfumaron semovientes

En el papel, la Farc iba a entregar 21.324 semovientes, valorados en más de $31.678 millones. Las cabezas de ganado eran lo más abundante, con 20.672. El listado incluía 23 búfalos, 32 ovinos y 597 caballos.

La SAE, por su parte, le dijo a EL COLOMBIANO que recibió tan solo 224 semovientes, los mismos que procedió a vender y le dejaron un ingreso de $133 millones.

Esto significa una diferencia, en número, de 21.100 semovientes. Y, en plata, un abismo de $31.545 millones. Por cronograma, los animales deberían estar al cuidado de la SAE desde abril de 2018.

Según Raúl Vargas, gerente Técnico de la SAE, algunos de los semovientes eran mulares. La mayoría eran reses, que se vendieron porque los costos de mantenimiento eran altos y porque este tipo de inversiones son riesgosas.

Ni los chécheres se vieron

La Farc valoraron en $21.311 millones los equipos y enseres que entregarían.

De acuerdo con la SAE, lo recibido equivale a $200 millones, representados especialmente en equipos de comunicación, radios y navegadores. También se acopiaron elementos de uso privativo de las Fuerzas Militares, como material de intendencia y miras telescópicas, pero estas no pueden comercializarse.

En este ítem la diferencia es de $21.111 millones. Por cronograma, todos los equipos y enseres debieron haberse entregado en abril de 2018.

En el inventario detallado de la Farc hay cosas “curiosas”. Por ejemplo, se comprometieron a entregar, para reparar a sus víctimas, 500 agujas que valoraron en $2.500.000. Esto es, a razón de $5.000 por aguja.

A los mismos $5.000 por unidad prometieron entregar 500 cucharas.

El listado trae, igualmente, 450 de sus antiguos camuflados, tasados en $135 millones, o sea a $300.000 cada uno.

Esta relación de la Farc incluye su disposición de entregar, también para reparar a las víctimas, lápices, borradores, pilas, cortinas, cintas negras y hasta una guillotina de $120.000.

La SAE no recibe de todo

En infraestructura, la Farc asumieron el compromiso de entregarle al Gobierno Nacional $196.622 millones. En lo fundamental se trata de vías, con una extensión de 3.753 kilómetros.

Bajo el concepto de infraestructura, y con la anotación de “verificado”, la SAE reporta $1.210 millones. Pero la entidad hace una salvedad: no puede volver plata el valor estimado ni puede recibir esos bienes. Como quien dice, solo se trata de un asiento contable, por llamarlo así.

La diferencia en esta materia es de $195.412 millones y, por cronograma, la infraestructura debía estar entregada en marzo de 2018.

Inversión social

Dentro de la economía de guerra de las Farc este concepto tiene contemplado un valor de $4.484 millones. La SAE no dio mayores detalles sobre este ítem, pero sí declaró por el mismo $499 millones. Aquí vuelve y juega su salvedad: esas inversiones de las que habla la Farc no pueden ser monetizadas ni mucho menos las puede recibir la Sociedad de Activos Especiales, por no ser comercializables.

En todo caso, la diferencia entre lo prometido y lo entregado, supera los $3.985 millones.

Fincas, más dudas que tierra


Esta es la partida que, para la Farc, representaba la mayor fuente de ingresos para la reparación de las víctimas, con más de $441.000 millones, representados en 720 bienes, entre los que se destacan 606 fincas. En hectáreas, las propiedades suman 241.564.

La realidad que cuenta la SAE es diferente. De 720 inmuebles listados por la Farc, 299 fueron ubicados por coordenadas. Y de estos últimos, 207 fueron confirmados por enlaces de la Farc. O sea que en el aire están 513 inmuebles.

Por cronograma, los inmuebles deben estar entregados en noviembre de 2018. La tarea ha sido compleja, porque, según explica la SAE, muchos de estos bienes se encuentran en zonas que ya no controlan la Farc, sino otras organizaciones al margen de la ley. La identificación de los inmuebles ha sido difícil, tocó llevar a excombatientes farianos a Bogotá, o a un municipio cercano, usar Google Maps y mapas satelitales para dar con las propiedades rurales.

Lo que viene no es para nada sencillo. Toca visitar cada predio y mirar en manos de quién se encuentra. Si la persona o familia allí acomodada reclama la propiedad, el asunto tendría que ser dirimido por la justicia, que para ello se toma no pocos años.

También está por verse qué tanto de la tierra prometida por la Farc corresponde a baldíos, que son del Estado, a predios ubicados en parques nacionales o a terrenos de los que desplazaron a sus reales propietarios.

¿Y la plata de las armas?

La SAE no suministró información sobre otros ítems, polémicos por cierto, y que fueron incluidos por la Farc en su inventario de activos.

Por concepto de “bienes confiscados a la mafia” el Secretariado puso en el informe $29.235 millones.

En medios de transporte relacionó 292 unidades -entre carros, tractores, motos, motores fuera de borda, canoas- que entregaría por el equivalente a más de $8.317 millones. La SAE no reportó como recibido ni un peso.

La entidad tampoco corroboró como recibidos los $210.172 millones en que la Farc valoraron su armamento, para efectos de la reparación de las víctimas, pues esos fusiles, granadas y demás instrumentos del terror ya fueron destruidos.

Pastor Álape, enlace de la Farc con la SAE para la entrega de estos bienes, fue consultado por EL COLOMBIANO, pero al cierre de la edición no habíamos recibido su respuesta .

Con información de EFE y AP



MCN.COM.CO no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Este medio se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.